Anuario online

- Advertisement -
PuntaDelEsteInternacional.com
PuntaDelEsteInternacional.com
Empresas y Estilo de VidaTurismo y Opinión

Chacra Crisálida, la tierra prometida

En la pintoresca ruta 73, en la falda del Cerro Pan de Azúcar, se levanta la Chacra La Crisálida, un lugar único donde se mezcla la belleza de los cerros, el campo y la libertad de los caballos que viven en el lugar. Una gran experiencia para organizar un evento o para pasar un fin de semana en familia o con un grupo de amigos. Placeres del ecoturismo.

Patricia Chabot, encargada de la organización de los eventos en la chacra La Crisálida.

Entre los cerros y el mar, a 7 kilómetros de Piriápolis y a 35 de Punta del Este, se levanta la Chacra Crisálida, un lugar único que ofrece servicios de alquiler por noche o por fin de semana, con una gran cantidad de opciones placenteras: desde montar a caballo hasta descansar por completo en sus instalaciones. En Crisálida se realizan eventos corporativos, sociales, temáticos. Y, además, se puede alquilar por grupo familiar. La casona principal tiene alojamiento para entre 12 y 14 personas y la zona llamada La Barbacoa puede alojar entre 8 y 10 personas.

La notable caballeriza que posee La Crisálida. Los boxes para cada caballo son de un nivel excelente y, en la actualidad, alquilan algunos para la guarda de animales. En la imagen la entrada al amplio estar y cuartos de un sector de todo el complejo.


Ubicada en la ruta 73, en el Camino Central, en la falda del Cerro Pan de Azúcar, la chacra tiene un perfil netamente ecuestre, con hermosos boxes y caballerizas e, incluso, pensionado para caballos. Los visitantes pueden optar por paseos en sulky o montar alguno de los animales de Crisálida. También hay clases de equitación para los más chicos, con permanente vigilancia de los instructores.

La paz y tranquilidad del lugar en este chacra que se encuentra en la falta del Cerro Pan de Azúcar.


En su página de Facebook -Chacra La Crisálida- detallan su proyecto ecuestre educativo y señalan algunos puntos salientes: «Fomentar la conexión con el caballo y la naturaleza. La pérdida del miedo es el primer obstáculo a vencer. Fomentar el sentido de responsabilidad (el caballo no es una mascota). Necesita un espacio físico y una atención adecuada, implica una responsabilidad que se le debe inculcar al niño desde su primer contacto. Fomentar el conocimiento de las diferentes razas, de sus comportamientos, de sus pelajes. Trabajar en primera instancia el correcto control del caballo, el equilibrio, luego las diferentes marchas y por último las competencias entre los mismos integrantes de la escuela cuando ya el jinete sea un binomio perfecto con el caballo».

La dueña de la Crisálida, Herminia Marie, quien en su página de Instagram escribió: «Donde el cielo dibuja sierras y cerros. Donde la brisa del mar te calma y embriaga. Donde el olor de la madre tierra te apapacha. Donde la luna se asoma sobre el Pan de Azúcar para mirarse en el espejo de la piscina. Donde los caballos pastando o correteando te recuerdan la libertad que habita en tu alma».


Por otro lado, en su página de Instagram -@chacracrisalidauruguay- hay un texto de la dueña del lugar, Herminia Marie: «Donde el cielo dibuja sierras y cerros. Donde la brisa del mar te calma y embriaga. Donde el olor de la madre tierra te apapacha. Donde la luna se asoma sobre el Pan de Azúcar para mirarse en el espejo de la piscina. Donde los caballos pastando o correteando te recuerdan la libertad que habita en tu alma.

Patricia Chabot mostrando las instalaciones a German Barcala, presidente de CEU, Camara de eventos del Uruguay y su esposa Patricia Garcia Vilotti.

Para inspirar la pureza del aire y agradecer a la vida por un día más. Porque el aquí y el ahora es todo lo que hay». Y esa definición del lugar es perfecta. Porque involucra todo lo que ofrece este sitio único, alejado y, al mismo tiempo, cercano. Libertad, paz, armonía. De eso se trata Crisálida.

Patricia Chabot con Herminia Marie, un vínculo laboral que potencia la increíble belleza natural de la zona.


En el lugar se suelen realizar distinta clase de eventos y una de las personas a cargo de la organización y producción es Patricia Chabot, reconocida profesional en este rubro. En los catering suele decir presente Manuel Reyna, propietario de los restaurantes La Goleta y Meridiano 58 -ubicado en la cima del cerro San Antonio-, un reconocido cocinero de Maldonado que se define a sí mismo como paellero porque, aunque en sus restos hay gran variedad de platos tanto de carnes como de frutos de mar, él se especializa en la paella.

El reconocido cocinero de Maldonado Manuel Reyna, propietario de los restaurantes La Goleta y Meridiano 58 -ubicado en la cima del cerro San Antonio-, a cargo del catering de La Crisálida.


Crisálida supone una excelente opción ecoturística para disfrutar un fin de semana o para organizar un evento social o corporativo. Merece tenerse en cuenta tanto para un descanso en familia como para organizar una reunión o retiro grupal.